Foto familiar

fotofamiliar1Recibió la foto familiar con estupor.  En el centro, sentadas en sendas sillas, las dos ancianas viudas y, de pie, sus hijas rodeándolas con gestos de dependientes eternas.

Entre parpadeos se acercaban y alejaban, como en flash back, esos rostros conocidos en su niñez y juventud en aquel tiempo pujante de las ancianas retratadas.  Gente buena, emprendedora, noble, sus tías.  Infantiles candorosas, desde siempre, sus cinco primas.  Esas tías paternas llevaron, en otro tiempo, la belleza, la elegancia y la abnegación a sus familias, como un sello que parecía dárseles naturalmente y, al mismo tiempo, engalanarlas como bisutería luminosa.    Veía muchas veces esa foto, ¿dónde estaba ahora aquella elegante belleza?  ¿Qué trampa del destino era esa foto?  ¿Es la vejez así de abusadora y fea?

Sigue leyendo