Tuquito de infancia

ami3Había un pinolillo
con canela y cacao,
y alardeaba de espuma
acompañado
por una tibia leche
que de la vaca al vaso
era muy deliciosa
al alba y al ocaso.

Y una brisa lacustre
que prendía chispitas
al tocarnos las manos,
margaritas silvestres
correteando y hablando,
y una niña pequeña
balbuceando,
en  potreros de pasto
paternales y llanos.

Estrategia de flor

La vida no da visos
de dar tregua,
como enemiga
con escaso cerebro,
y perpetúa noches
de erráticas señales,
me confunde los códigos,
desea que me pierda.

flor2Mi estrategia,
elemental, constante y suave
como el paso del tiempo,
la vuelta del invierno,
la casa de la araña
o el coito de unos perros,
¡es llegar a una flor
desprendida de todos sus enredos!

 

Sigue leyendo