Nacido en un día azul

Daniel Tammet, en su autobiografía “Nacido en un día azul” (Málaga, España, 2006, editorial Sirio) nos regala una tremenda sorpresa: expresar de modo sencillo y magistral la complejidad de un genio autista del primer mundo, Inglaterra.  No sabía Tammet que en realidad su lectura nos conecta con ese niño interior que siempre somos más allá de la ficción de ser adultos en un mundo adulto que no nos está dando buenos resultados.   Desde este punto de vista su aporte es invaluable.

El libro habla al niño interior, lo busca.  Y es desde esa conexión su aporte y su valor.  Con autenticidad dice lo que siente y como lo siente y como lo enfrenta, así sean cosas cotidianas como ir a la escuela, como complejidades del genio que aprende 22500 decimales del número pi. Es un libro que se nos queda, inquieto y sorprendido, brillante, jugueteando y acompañándonos en nuestra vida.  Es un libro para decir GRACIAS cuando llega a nuestras manos.

Cronología de mi asombro

En 1992, recién llegada a Costa Rica, comencé a reunirme, y lo seguí haciendo por más de 15 años, con un grupo de mujeres en casa de mi amiga Deyanira, en Guadalupe.  Vane, Rocío, Maru, Locha, Marielos, Margarita, Lorena.  Hablábamos de platillos voladores, estrellas furtivas y planetas ignotos. Lo llamamos el grupo de las platis.

Sigue leyendo