Sixty-five

Por lo demás, espero.
Sixty-five son poquitos.
Apenas detalles del paisaje
en el que busco, alegre,
exóticos parajes.

...Y todo lo bendigo...

Porque es verdad
que yo le debo al frío
hacer de las amigas
hogueras de cariño.

Por lo demás, espero.
Yo ya no sé qué espero.
Ciertamente una estrella,
una hormiga infinita,
o un giro repentino,
¡que todas son agendas
que me guarda el destino!