Alegría

Feliz como la casa,
la mesa y los tomates
recibí con honor
a la alegría.

Y le dí el aposento de mis ojos,
los frutos buenos de la vida
en mis hijos,
y sonrisas
sonrisas
más sonrisas
(primavera que suelta
sólo amores y flores).

Golondrina discreta,
laboriosa hormiguita,
hermosa amiga amable,
presencia cautelosa
con pies de balletista
y un amor infinito.

Tendió mi cama limpia,
puso pausa en mis ritmos,
me regaló una risa,
el baile inusitado
que comparto,
las calles que al perderme
descubro,
y esta piel extendida por el mundo
que me luce y que es mía.