Ojos de la tierra

Pupilas abiertas, gigantes,
intensas;
ojos de la tierra
con el mar de fondo
bramando;
la montaña media
y cruza palabras
agrestes y bellas.

Hojas de colores
junto con sonidos, 
tucanes, acordes...
los conjuga el viento
en enorme danza
de luces y sombras.



¡Qué dicha que estaba
el panzón del sapo,
la rana del charco,
el colibrí enano
y también la hormiga!
Con ojos abiertos,
gigantes, intensos,
que tan sólo miran...