Con luz propia (1992)

Titilaba constante
como grano de arena en el suelo extendido 
la estrella que en el cielo 
tomaba mi derrota entre su brillo.

 -¡Hoy no quiero mirarte
y escondo cabizbaja 
mi tristeza suicida! 
-He esperado por eones
tu paso por la playa, 
no existo sin tu aplauso, 
brillar no es tan sencillo 
y si tú no me miras 
yo me extingo. 

-¡Báñame con tu luz! 
-Es lo que hago. 
¿Me quieres a tus pies? 
¡Ya soy tu arena! 
¿Necesitas altura? 
¡Soy tu estrella! 

-¡Acompaña mi vida! 
-Es mi luz la que esparce
tu mirada perpleja
y cuando yo palpito
es a tu corazón
a quien imito.

-¡Enséñame el camino! 
-¡Alumbrar para ambas
es bastante destino!