Reinas de la noche

Colgadas crisálidas
rosadas,
labios de besos
repartidos en sueños,
bocas apretadas
ya en el suelo
contando secretos
muy amenos.

Aguas de miles noches
conforman sus encajes,
y los ríos y vientos
tutean sus cinturas,
pero ellas juntas, sobrias,
sólo esperan la luna
para dar sus perfumes
una a una.