Antiguo hogar


A Luis, mi compañero

Sobre restos de vida he construido mi hogar y tengo mi querencia. Mis pasos, leves, confundidos entre huellas de un gentío tan vasto como estrellas, saben tu dirección…mi pedazo de vida conocida. Un día seré resto de roca firme y loca. Añejada y terrosa recibiré el abrazo que otras vidas ignotas traerán en sus pasos. Y acaso sentiré, libre y gozosa, esa tibieza tuya que hace tiempo conozco.


Locura

La locura es amarilla y huele a lilas. Desde niña escuchó la palabra loco en boca de su mamá para referirse a aquel hombre que desde una esquina gesticulaba y hablaba solo.  mendigoAllá está un loco, le dijo un día mientras caminaban tomadas de la mano.  Desde entonces  pasó mucha agua bajo el puente.

Loco, loca, locura se hicieron conceptos cotidianos en su vida.  Sus significados se fueron llenando de prejuicios, miedos, colores, rabias, absurdos y, por supuesto, confusión, desazón, angustias; y entonces constituían ese extremo oscuro del que huía siempre que podía.  Pero también sedimentaron contenidos lúdicos que a veces implicaban rebeldías, solidaridades, búsquedas, asombros, aromas, desorden sí, pero un desorden bonito porque partía de su particular intento de coherencia.

Sigue leyendo