mi hermana la menor

karenEscribe poesía.  Conmueve.  Es una poesía situada en el centro de su vida. Profunda y auténtica.   No es una poesía de carnaval, ni de escuela, ni fina, ni académica, ni erudita, ni medianamente pequeño burguesa.  Sólo, y sin equívocos, es una poesía de mujer.

Mi hermana es la cumiche de las cinco mujeres que somos las Martínez Rocha, como nos dicen en Chinandega.  Ahora ya somos 4 porque murió la segunda aunque, por esa magia de querernos, seguimos siendo cinco.

Seguir leyendo “mi hermana la menor”

la niña, el héroe y el perrito

comiendoLa niña de mirada curiosa recibió un perrito de batería que le mandó su tía-abuela Car.   Al ser accionado, el perrito volteretea  en el suelo, rodando varias veces en 360 grados mientras mueve su cola y dibuja vórtices inaprensibles en el espacio que va ocupando.   A la niña todavía le asusta,  no sabe que es la representación de un travieso terrier  contento de vivir.  Podría también  ser la reencarnación del espíritu de Flush, aunque éste haya sido un spnail de orejas colgantes, jugando en los alrededores de la perrito111casita de campo donde vivía en Londres, con su querida ama miss Mitford, allá por mil ochocientos y tantos, en el cuento de Virginia Woolf. (España, Salvat, 1971).

Seguir leyendo “la niña, el héroe y el perrito”