Receta marina

Llueve. ¿De dónde vendrá el agua? ¿A dónde irá? Esta porción de agua recogida agita mis anhelos, acoge mis preguntas, remoja mis incendios. Con esta agua de lluvia mas un poco de sal, haré en mi casa un pequeñito mar. Será el albergue de mis tempestades, de toda mi ilusión de arena y sol, de una tortuga en sus profundidades y de una balsa de papel para bogar. ¿Que más puedo desear?

Donde nace el deseo

Yo debí ir más lejos,
allá por la otra esquina,
donde nace el deseo
y donde crece el río.

Lo siento en las entrañas,
estas mismas, las mías,
que como telaraña
me tienen retenida.

Pero no estoy aquí,
no lo sabía,
la que escribe no soy,
esa es aquella,
yo soy ésta, la otra,
pálida y conmovida,
la que apenas emerge
de un collage de mujeres
ateridas.