Crepúsculo

El sol pasa a su casa invisible
y la luna, con su tez plateada,
acoge lo que pudo ser
de este día que aún tiembla.

No hay hadas
ni jolgorios de sorpresas.
¡Sólo está mi orfandad
para inmolarla
como antorcha de luz
en la noche que llega!

Sentido

No venimos al mundo como seres perdidos,
nacer no es un equívoco.

Aquí estamos,
testimonios de abrazos no fallidos.
No titubea el cosmos al darnos
este oportuno vecindario amigo,
ni es errático el sol en su rutina.
¡Somos la luz que diario recibimos!