La atrapasueños

Poesía de Karen Martínez Rocha con la que gana el primer lugar en un certamen poético en Chinandega el 17 de diciembre 2020.

No es un día cualquiera,
el calor intratable
densa el aire.

Cincuenta y seis años
son pocos
para imágenes agolpadas
que pasan y que vuelven.

Ah, mis recuerdos...

Persigo cada círculo
de humo
que sale de la boca
de mi padre
mientras fuma
en su hamaca.

Su voz me invita
a liberar esperanzas
cada mañana,
a ver horizontes
en las estrecheces,
"el futuro es de los que sueñan,
de los que no se rinden", dice.
Así me heredó la manía
de perseguir sueños,
sueños inalcanzables,
sueños impronunciables,
bravos,
sueños locos,
imposibles,
sueños que se alimentan
de sueños,
sueños dentro de sueños,
sueños dormida,
sueños despierta.

Estoy obligada
a buscar estrellas
de penetrante azul
para seguir luchando
y confirmar
que soy y que seré
"la atrapasueños"

Alquimia de la lectura

A mi mamá, que me enseñó a leer

Me empapo de palabras
necesarias como las sillas
y santas como esas nubes
que transitan mi vida.

Y pronto la lectura
se me hace ventana
por la que el mundo entero
entra por la mañana
a dejar su infortunio
reposar en mi almohada.

Otras veces el texto
es sagrario, iglesita y campana y vibra con el viento que distrae al silencio. ¡Y las letras del libro entonces son sagradas!