Crepúsculo

El sol pasa a su casa invisible
y la luna, con su tez plateada,
acoge lo que pudo ser
de este día que aún tiembla.

No hay hadas
ni jolgorios de sorpresas.
¡Sólo está mi orfandad
para inmolarla
como antorcha de luz
en la noche que llega!

Un pensamiento en “Crepúsculo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s