Gimnasta

Me estiro
para alcanzar la nube
que explotó
y trajo con la lluvia
tu recuerdo.

A mitad de la tarde…
un poquito me estiro…
como gata, serpiente,
como lora, coneja,
o vertebrada alondra
que gime y traquetea.

Y vuelvo agradecida
al escritorio,
a la compu, al sillón,
que me dictan la forma
de buscarle acomodo
al trabajo pendiente,
y al recuerdo de vos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s