Delicada calma


¡Cómo crece la hiedra!
¡Cómo cuelga el geranio!

El  maicerito vuela
hacia la trinitaria
y el sol que va y que viene
sin pretensión traiciona
mi delicada calma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s