Recuerdo olvido

Y quise recordar la yerbabuena.
¿Cómo era su aroma
mezclado con olores
de patio remojado?

Y aquella falda blanca…
Su caricia telar,
¿era más que un sonido de brisa
al caminar?
Hay cosas que olvido
porque olvido,
y otras que olvidé
porque lo quise.

Algunas más,
creyendo recordarlas
estaban ya olvidadas,

y para otras, el olvido
fue sólo un subterfugio
porque estaban presentes,
recordadas.

¿Dónde la yerbabuena?
¿Cuándo mi falda blanca?

Si olvido, si recuerdo,
¿qué más da si es mi vida
implosionando entera
en recuerdo y olvido?

¿Qué más da si es seguro
que caricia y aroma
se quedaron conmigo?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s