Cavernaria

Es que no quiero el paraíso fácil
-¿hay alguien por ahí
que sí me entiencavernariada?-
el beso acomodado, la lisonja,
la eternidad comprada
con un clic de silicio o silicona.

 

No me interesan amistades
conseguidas en facebook,
jugar a la internauta
con tarjeta de crédito
o ver atardeceres en pantalla
mientras afuera
me pierdo la mañana.

No me gusta el arroz
que no sustenta,
la escuela que no enseña,
la leche que no sabe,
la lluvia que no moje,
el trago que no amargue,
y suelo acompañarme
de ausenflowers y lluviacias comprobadas
que no de esas presencias
holográficas
aunque sean tridimensionales.

Yo me voy, yo me fugo
en el placer de las dificultades
y declaro mi vida en rebeldía,
que para disfrutar flores y frutos
esperan mis cuidados las semillas,
¡tan claro como la luz del día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s