Atardecer

Me diluyo en la luz entre un adiós de pájaros;

en un rito que ofician campanillas azules

y gladiolos dorados.

Adiós, dice la tarde,

y me lleva consigo, de la mano,

a esos cielos de enero,

de febrero y de marzo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s