Postalita rural

Pequeñito es el gallo e igual canta, un perro pobre se revuelca en la tierra, anónimas las flores por algunas veredas ríen del maicerito que juega a la rayuela. Y el rito matutino que comencé abriendo las pestañas llegó por fin a puerto. ¡Es verdad que despierto esta nueva mañana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s