Hidrógeno enamorado de Ernesto Cardenal

La vida tiene sólo una función:
nueva vida.
De vida en vida.
Vida transmitiéndose la vida.
Las lagartijas lo que hacen es hacer más lagartijas.
¿Y no es la generación la razón de nuestra existencia?
Siendo todos hijos.  Hijos de un mismo engendrador.

Las muertes condición de la evolución.
Morimos para que nazcan más.  Para los otros.
Los astros mueren
para dar origen al nacimiento de otros astros.
Estrellas nacerán de estrellas
y debemos nuestra existencia corporal
a eventos ocurridos hace billones de años
en estrellas que vivieron y murieron
mucho antes que el sistema solar comenzara.
Y volveremos a ser gas de estrellas otra vez.
Hidrógeno seré pero hidrógeno enamorado.

(Este fragmento de la Cántiga 28 del Cántico cósmico de Ernesto Cardenal está titulado por mí, tomado de la última parte del último verso elegido)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s