Rebeldía

 

Estoy dispuesta 
a escuchar de un limón 
esos mágicos cuentos 
de cuando era una flor. 
Y a vivir la alegría de la calle, 
la niña, 
de la casa, 
la amiga, 
de la puerta,
de la piedra y la silla. 

¡Absurda rebeldía mía!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s