Lo adecuado


El dolor,
ese amigo tan querido
y tan franco,
hoy se encuentra lejano,
hace rato no nos comunicamos.
Puede ser que esté serio
con nosotros,
pero así sucedió:
sin ofensas
y sin dejar de amarlo,
quedó la puerta abierta
y se nos fue marchando.

Sé que nos recordamos;
todo ha sido lo justo,
apenas,
lo adecuado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s