Acerca de la cualquiera

Poeta y bibliotecaria y, con frecuencia, viceversa

Río sucio

Río sucio me pareció una película terrible y excelente.  El abordaje de dos grandes temas como el ostracismo y la paranoia convergen en el protagonista y se entreveran con otro que, desde hace siglos, nos escuece la piel: el de la convivencia con la persona de al lado,  la que está un poquito más allá de nuestras narices -el vecino en la película- ; pero también, dramáticamente,  implica a la persona de más acá -el nieto en este caso- el que tenemos en casa.   

Sigue leyendo