Chinandega

ChinandegaTe pienso en el verano 
con el viento y el frío,
pueblecito caliente
de soles,
   chismes,
      gentes,
como pajas del nido
que acunó mi destino.

Si mi nombre se pierde
por rotondas y calles
y mis manos simulan
ser deseos gigantes,
recuerdo tus pregones
que nacen con el alba
y entre "pan dulce",
"tamales", "cosa de horno",
"pinolillo" y "rosquillas"
se despiertan alegres
mis pupilas de niña.